Titulos
Blog personal
Fotografías

Lunes, 23 de Enero de 2019

E.T., Mafalda y el show de Truman

Y resulta que 2019 ya está aquí. Hemos consumido otro año más. Cada vez pasan más deprisa. La vida se ha convertido en un loco torbellino que gira y gira en constante aceleración, en un mundo obligado a evolucionar, a un ritmo que algunos ya no somos capaces de seguir.

SE AVECINAN CAMBIOS………

La tecnología avanza y la era digital nos abruma provocando unos cambios tan bruscos en todos los aspectos de nuestra cotidiana vida, que nos hacen presagiar un futuro tan incierto como endiablado….

El sector del automóvil donde nos movemos, va a ser uno de los más afectados por esos cambios. Cuando hicimos el primer coche alimentado por bioetanol E85, allá por 2006, parecía que éramos pioneros en una nueva tecnología que se implantaría en pocos años. Ocultos intereses, convencieron al pueblo de que aquel carburante le quitaba el pan a los países subdesarrollados y se encargaron de eliminarlo. Luego, desarrollamos junto a DISA, el coche más potente jamás fabricado, propulsado por Gas Licuado del Petróleo, un carburante mucho más limpio y asequible que el usado convencionalmente, y cuyas perspectivas de futuro eran totalmente razonables. Pues ahora resulta han sido nuestros ineptos gobernantes, los que, tratando de compensar su ignorancia supina en muchas materias, quieren legislar via Twiteer, usando el tacticismo, el postureo y la política espectáculo, buscando solo el impacto mediático sin antes de analizar sus consecuencias socioeconómicas, los que han decidido que en veinte años, todo el parque automovilístico nacional, tiene que ser eléctrico. Como si los fabricantes de coches y sus usuarios, las grandes empresas trasportistas o energéticas, los autónomos, los agricultores, los trenes, aviones o barcos, pudieran ser borrados del mapa según su caprichoso guion, en un mundo ideal y feliz, al más puro estilo de “El show de Truman”.

No va a ser tan fácil, pero sí que es cierto que el motor de combustión dejará de existir, dando paso a unos coches eléctricos que además serán autónomos, sin conductor, y otros, en el mejor de los casos, de uso público aleatorio bajo el sistema “car to go”. La gente ya no necesitara tener un coche, se limitará a usarlo. Me falta saber en qué margen de tiempo, que será corto, dejarán de desplazarse por vías convencionales para hacerlo volando. Esto cambiará incluso la fisonomía de las ciudades. El petróleo perderá todo su valor y eso generará un cambio geopolítico a nivel mundial. Paralelamente, a la vez que el automatismo haga desaparecer los accidentes y sus muertos, se irán al paro los taxistas, mecánicos, guardias, vendedores o aseguradores de coches. La inteligencia artificial sustituirá al empleo tradicional.….. Qué razón tenía Mafalda cuando gritó aquello de “Paren el mundo que me quiero bajar.¡¡¡”
Pero la realidad es que ni el mundo se va a parar, ni nosotros nos podemos bajar, así que lo mejor será intentar adaptarse a esos cambios de la mejor manera posible y seguir trabajando, porque, además de poder hacerlo en lo que nos gusta lo que es ya todo un privilegio, no nos queda otro remedio.

AQUÍ VA A PASAR ALGO……

Dejando a un lado a nuestra actividad empresarial, pero sin salir del sector, el mundo del deporte del motor también ha sufrido un terremoto un tanto inesperado, con la llegada del populismo a las instituciones, y cuyas consecuencias son inimaginables. Me viene a la mente aquella preciosa escena cuando E.T. suspende las bolas en el aire a modo de sistema solar, y la pequeña Gertie con los ojos fuera de las órbitas murmuró: ”Aquí va a pasar algoo…..¡¡¡”

La sustitución de los ya expresidentes Carlos Gaztañaga y José Victor Rodriguez, por el ascendido Benito Rodriguez para la FCA, y los electos Miguel A. Toledo en la FALP y Francisco Negrín en la FIASCT, nos abren un futuro lleno de incógnitas, que ojalá se despejen pronto, mostrándonos que han sabido elegir el camino correcto para corregir las grandes deficiencias en que está sumido nuestro deporte. Y como es de rigor, habrá que esperar un mes para hacer balance de sus cien primeros días de gobierno, aunque a alguno ya se le ha visto “sacar la patita del tiesto”, lo que es ciertamente preocupante.
Cuando veamos los resultados y conclusiones de las correspondientes asambleas federativas, los anuarios y normativas, y la constitución y funcionamiento de los diferentes estamentos deportivos, podremos decir algo más….

Yo, de momento estoy ya trabajando y luchando como cada año, por incrementar nuestro récord de títulos consecutivos de Escuderías, actualmente en doce. Seguiremos formando a mi vástago, ya con carnet, ahora que han entendido, por fin, que no sea necesario…… Y volcándonos para que D. Enrique Cruz vuelva a ganar un campeonato de rallyes que cada vez nos quieren poner más difícil, además de intentar convencerlo, (a ver si se da cuenta de una vez) de que esto también va a cambiar ya, y que, o empieza a practicar en tierra, o se tendrá que retirar en 2020. Por supuesto que mantendremos y mejoraremos nuestro programa estrella, la Escuela de Pilotos DISA Copi Sport, donde año tras año recibimos con orgullo el cariño y agradecimiento de unos jóvenes que se encontraron con lo más difícil que tiene este precioso deporte: una gran familia que se desvela por enseñarles y ayudarles, ofreciéndoles una oportunidad única, que les facilitará el camino hacia un futuro mejor.

Por cierto, una vez dicho todo esto, y escudriñando las perspectivas de este convulso mundo que avanza locamente hacia no se sabe bien donde, me están entrando ganas – antes de que me sustituyan por un robot- de volver a ser pionero en la investigación y desarrollo de las nuevas tecnologías, dentro del mundo de la competición. ¿Me dejarán?